cdye.JPG (18001 bytes)

Influenza estomacal (gastroenteritis viral)
(Stomach Flu - Viral Gastroenteritis)

¿Qué es la influenza estomacal?

La influenza estomacal es una infección viral que afecta al estómago y al intestino delgado. También se la llama gastroenteritis viral. La enfermedad por lo general es breve, con 1 a 3 días de duración.

¿Cómo ocurre?

La gastroenteritis se produce al tragar ciertos virus. Los fluidos corporales de las personas infectadas contienen el virus, a veces aun antes de que aparezcan sus síntomas. El virus puede diseminarse por contacto directo con una persona infectada (por ejemplo, al darse un beso o dar la mano) o al compartir alimentos, bebidas o los cubiertos de la comida.

El virus penetra en el estómago y el intestino e inflama el recubrimiento de estos órganos. Como resultado, el estómago y el intestino temporalmente no pueden realizar sus funciones normales. El virus también puede hacer que los alimentos pasen más rápidamente a través de su tracto gastrointestinal (GI).

Algunas bacterias y otros organismos microscópicos llamados protozoos pueden causar infecciones que tienen síntomas similares a los de la influenza estomacal.

¿Cuáles son los síntomas?

Cuando usted padece de influenza estomacal, puede presentar uno o más de los siguientes síntomas:

  • fatiga
  • escalofríos
  • pérdida del apetito
  • náuseas
  • vómitos
  • retorcijones en el estómago
  • diarrea
  • fiebre ligera
  • dolores musculares.

La enfermedad puede desarrollarse en unas horas o puede comenzar repentinamente con dolor de estómago, vómitos o diarrea.

¿Cómo se diagnostica?

Su proveedor de atención de la salud examinará sus síntomas. El o ella puede hacerle un examen y ordenar análisis de laboratorio para descartar otras enfermedades más graves, como la apendicitis, y para detectar complicaciones como la deshidratación.

¿Cuál es el tratamiento?

Lo más importante es dejar descansar al estómago y los intestinos. Usted puede hacer esto primero dejando de comer y bebiendo solamente líquidos cristalinos. Un poco más tarde podrá comer alimentos blandos fáciles de digerir.

Durante la fase de vómitos de la enfermedad es mejor tomar únicamente pequeños sorbos de líquido con frecuencia. Tomar demasiado de golpe, aun una onza o dos, podría provocar más vómitos.

Los líquidos que elija son importantes. Si lo único que puede tomar sin vomitar es agua, está bien. Sin embargo, si ha estado vomitando frecuentemente por un lapso prolongado, debe reemplazar los minerales, sodio y potasio, que se eliminan al vomitar. Pregunte a su proveedor de atención de la salud qué bebidas deportivas o productos medicinales puede tomar que lo ayuden a reponer estos minerales.

Otros líquidos cristalinos incluyen té ligero, jugo de manzana y bebidas gaseosas sin cafeína que hayan sido al menos parcialmente descarbonatadas (dejar que pierdan las burbujas). Enfriar los líquidos puede ayudarle a que no los vomite. Evite los líquidos ácidos (como el jugo de naranja) o aquellos que contengan cafeína (como el café) o que sean muy carbonatados. No tome leche hasta que haya parado la diarrea.

Puede comenzar a comer alimentos blandos cuando haya estado sin vomitar por varias horas y pueda tomar líquidos cristalinos sin sentirse mal. Las galletas habaneras, el pan tostado, el tallarín, puré de manzana y plátanos son buenas opciones para empezar. Evite los alimentos que sean ácidos, muy sazonados, grasosos o fibrosos (carnes, granos gruesos, vegetales) y los productos lácteos. Puede comenzar a comer nuevamente estos alimentos a los 3 días aproximadamente, cuando hayan desaparecido todos los síntomas de la enfermedad.

Algunas veces el tratamiento incluye medicamentos recetados para evitar las náuseas y los vómitos o la diarrea. Existen medicamentos de venta libre (sin receta médica) para el tratamiento de la diarrea y son muy eficaces. Si los toma, asegúrese de hacerlo en la dosis recomendada en el envase.

Si ha estado vomitando por más de un día o ha tenido diarrea por más de 3 días, llame a su proveedor de atención de la salud. Puede que necesite que lo examinen para descartar problemas más serios y para detectar si hay deshidratación. También puede necesitar que le hagan análisis de laboratorio para determinar si son bacterias o protozoos los causantes de la enfermedad.

La deshidratación es una complicación potencialmente serio de la influenza estomacal. Puede ocurrir si su cuerpo pierde demasiado líquido a causa de los vómitos o la diarrea. Si se encuentra gravemente deshidratado, puede que necesite que le inyecten líquidos por vía intravenosa. En los niños y ancianos, la deshidratación rápidamente puede poner la vida en peligro.

¿Cuánto durarán los efectos?

La influenza estomacal rara vez dura más de 1 a 3 días. Sin embargo, pueden pasar de 1 a 2 semanas antes de que sus hábitos intestinales vuelvan completamente a la normalidad.

Llame a su proveedor de atención de la salud si:

  • Continúa teniendo síntomas graves por más de 2 o 3 días.
  • Los síntomas menores persisten por varios días (por ejemplo, pérdida del apetito, náuseas, diarrea).
  • Desarrolla síntomas que no son normalmente causados por la influenza estomacal, tales como sangre en su vómito o en la diarrea.

¿Cómo me puedo cuidar?

Deje que el estómago y el intestino descansen según las pautas mencionadas anteriormente, pero asegúrese de prevenir la deshidratación tomando suficiente cantidad de líquidos. Beba sólo pequeñas cantidades frecuentemente durante la etapa de vómitos de la enfermedad.

¿Qué puedo hacer para ayudar a evitar la influenza estomacal?

La única manera y la más fácil de evitar la propagación de la influenza estomacal es lavarse las manos frecuentemente y meticulosamente. Además, evite el contacto con los fluidos corporales de una persona infectada, incluyendo la saliva.

 


Para mayor información, no dude Usted en comunicarse con nosotros, estamos a su entera disposición y con la única intención de servirle mejor.

Dr. José Alberto Marín Armenta
Especialista en Cirugia Digestiva y Endócrina
Cirugia Laparoscópica
CLINICA MEDICA DE ESPECIALIDADES

Calles Plutarco Elías Calles # 1107 sur. Col. Nogales
Ciudad Juárez, Chihuahua. México
Telefonos: (1) 613-2162 y 613-4938
Urgencias 24 hrs: Biper tel. 629-0999 clave 111669
Celular: (044-16) 26-80-83
boxmail.gif (2541 bytes)jama9@prodigy.net.mx

BACK.GIF (16042 bytes)Regresar a página principal